12 trucos para una despensa de ‘supermercado’ con menos residuos.

12 trucos para una despensa de ‘supermercado’ con menos residuos.
Basura Cero Consumo Responsable

Por Magy Ortiz

¿Cómo hacer las compras sin generar residuos? ¿Cómo conseguirlo si no hay negocios zero waste cerca de donde vives? ¿Y si no estás cerca de un mercado local?

Durante casi 2 años yo compré a granel en supermercado. Y te comparto que, hablando y preguntando, es posible comprar sin empaque. Es cierto que es más fácil cuando vas a negocios con una modalidad de venta a granel y sin empaque, pero si no cuentas con estas opciones, quiero compartirte lo que yo he hecho.

Recientemente, 2 negocios zero waste han abierto sus puertas en mi ciudad –y muy probablemente empezaré a comprar ahí– pero si en donde vives aún no hay opciones así, puedes empezar a reducir los residuos con estos sencillos pasos.

ANTES DE SALIR

1. Revisa lo que ya tienes en casa

Para evitar residuos es importante no desaprovechar lo que compras. Antes de salir, revisa lo que ya tienes de productos secos y en el refrigerador para no comprar de más y toma consciencia de lo que necesitas en realidad.

2. Haz la lista

Yo tengo mi lista en el teléfono, en la aplicación de notas. Tengo enlistado todo lo que puedo comprar y solo marco con cantidad lo que necesitaré. Yo lo tengo clasificado por frutas, hortalizas, granos y semillas, especias, limpieza y otros. De esta manera solo me toma hacer 2 minutos la lista y planear las compras.

3. Lleva las bolsas y contenedores necesarios

Ahora que sabes lo que vas a comprar, selecciona las bolsas y contenedores que vas a necesitar. Yo cuento con 3 bolsas de algodón para frutas pequeñas y compro de a kilo para que me dure 1 mes. Así, surto pocos productos y a la siguiente compra puedo elegir otros. Por ejemplo 1 mes compramos frijoles negros y luego bayos. O 1 mes compramos soya texturizada y al siguiente compramos jamaica. Y para todas las compras, llevamos bolsas de tela (que eran mis mochilas en la preparatoria). Reutiliza lo que ya tienes.

MIENTRAS COMPRAS

1. Pregunta

Si es la primera vez que vas a comprar a granel en un supermercado –donde no es común que lo hagan los clientes– habla con el gerente. Explícale tu situación y revisa el procedimiento para pesar los contenedores. Mis bolsas ya tienen el peso marcado en su etiqueta pero para frascos, el gerente me ayudaba a pesarlos o a facilitar el proceso con las cajeras.

2. Elige local

Gran parte de los alimentos en México son importados, por lo que es común que cada pieza esté marcada con una pegatina. Lo que hago es elegir los productos que no las tengan o comprar solo lo que es de cercanía. Estos últimos, no suelen estar marcados con pegatina. Las opciones son más limitadas, sí. Pero evitas traerte plástico a casa. Al final, tú tomas tus decisiones.

3. Elige frutas que nadie quiere

Las frutas “feas” o con imperfecciones son las que nadie quiere y muchas veces se tiran… esas son las que yo traigo. Ya sea una zanahoria partida, un plátano huérfano o una manzana deforme. 

Las frutas y hortalizas no son perfectas y el hecho de ver pocas en los supermercados nos hace pensar que son malas, pero no. Son tan normales como cualquier otra; solo son diferentes.

4. Pesa tus contenedores y marca el peso

Para marcar los contenedores vacíos tienes varias opciones. Una es hablar con el gerente y que ambos anoten el peso del contenedor para corroborar en caja. La otra, es fotografiar el frasco sobre la báscula para no imprimir etiqueta. Y la más común es imprimir la etiqueta y pegarla en el contenedor.

5. Llenalos y resta el peso del contenedor

Una vez que ya tengas marcado el peso de tus contenedores, llena con la cantidad que necesites. Puedes fotografiar nuevamente el contenedor para hacer la resta, o bien hacer que te lo pesen en caja. Recuerda revisar con el gerente la mejor opción.

DESPUÉS DE COMPRAR

1. Vacía tus alimentos en sus contenedores correspondientes

Ya que regreses a casa, es momento de poner todo en su lugar. Lo que yo hago:

– Poner las verdura de hoja verde y zanahorias en vasos con agua para mantenerlos frescos.
– Poner las frutas y verduras en platos dentro del refri –para facilitar la limpieza.
– Almacenar los granos y semillas en frascos –algunos en la alacena y otros en la cubierta.

2. Planea tus comidas de la semana

Puedes planear la comida de tu semana y preparar todo en un día.

– Puedes dejar remojando en la noche garbanzos para hummus o semillas para tus lechadas.
– Congelar las frutas que no vas a comer inmediatamente.
– Preparar frijoles para la semana.
– Cocinar / hornear las hortalizas para acompañar tus platillos.

3. Come primero lo que es más delicado

Elige las primeras comidas de la semana con los alimentos más delicados. Por ejemplo, desayunar avena con plátano los primeros días y luego con manzana (que dura más tiempo). O utilizar los champiñones en tus primeras recetas de la semana.

4. Congela lo que es para después

Si percibes que tienes muchos alimentos delicados, congela una porción. Así hacemos nosotros con el plátano. Los que están abiertos por la punta, los cortamos y congelamos. Y los que están cerrados los vamos comiendo con avena en la mañana.

Estos son mis consejos para comprar tus alimentos sin empaque en el supermercado. Igualmente, busca en tu ciudad si ya hay negocios zero waste o mercados donde puedas llevar tus contenedores, mucho más cómodo!

Igual, para encontrar más opciones, puedes consultar el Directorio Sustentable.



Foto / Texto: La Morada Simple, por Magy Ortiz.

Magy es Mentora en Bienestar y Esencia y fundadora de La Morada Simple, donde inspira y brinda el espacio para conectar con tu esencia y tomar consciencia de tus dones para expresar la totalidad de su SER de una manera trascendental y auténtica. En La Morada Simple, Magy ofrece asesorías, programas y contenido de valor para triunfar con tu propósito y sostener el estilo de vida que quieres.
IG: @lamoradasimple

Sobre Directorio Sustentable

Espacio que promueve el consumo responsable a través de la difusión de emprendimientos sustentables y contenido de interés con la colaboración de diferentes bloggers de Latinoamérica.