5 formas sencillas de reducir tu basura

5 formas sencillas de reducir tu basura
Basura Cero

A veces se me acercan para decirme que quieren unirse al reto de reducir su basura, pero que muchos de los cambios les parecen muy complicados.

Aquí les quiero compartir algunas formas muy fáciles con las que pueden contribuir y que van a tener un impacto positivo en el planeta.

1 – Lleva tus bolsas al súper mercado

Y no solo hablo de las bolsas para que te empaquen todo lo que compres, si no también bolsas pequeñas donde puedas poner fruta, verduras y lo que consigas a granel. Seguramente en tu ciudad encontrarás algún proveedor local que las haga, pero si no, puedes hacerlas tú mismo con ropa que ya no utilices, sábanas, cortinas, retazos de tela, etc. No olvides lavar tus bolsas cada cierto tiempo, sobre todo las de los productos a granel, frutas y verduras.

2 – Dile no a las botellas de agua

En casa antes usábamos botellas de agua siempre. Compramos un filtro purificador y esto nos solucionó el problema de andar cargando con un garrafón de agua. Pero claro, usar un garrafón retornable es mucho mejor idea que las botellitas individuales. Las botellas de agua no es aconsejable rellenarlas ni soportan altas temperaturas pues liberan toxinas. Cuando salgas carga con tu termo para el agua. Los mejores para mi son los de acero inoxidable por qué conservan la temperatura de lo que contengan mucho más tiempo.

En mi caso ya tengo todo un sistema armado cuando salgo todo el día a parar con mi familia. Cada quien carga con su termo y además tenemos uno gigante con el que rellenamos cada termo individual.

Hay cosas en las que vale la pena invertir pero, si tú tienes un termo en casa, aunque sea de plástico, sácale provecho. Mejor eso a comprar una botella de agua en cada salida.

3 – Dile no a los desechables

Con esto me refiero a cualquier cosa de un solo uso: popotes, cubiertos, platos, vasos, tapas, agitadores para el café. Hay tantas cosas desechables que usamos hoy en día que realmente no son indispensables, las usamos por qué ahí están y estamos tan acostumbrados a ellas que ya ni nos cuestionamos a dónde van a parar.

Recuerda que todo lo desechable que has usado en tu vida seguramente sigue existiendo en alguna parte. Pueden pasar generaciones sin que el plástico y el unicel se degraden, y peor aún, nunca termina de degradarse, los micro plásticos terminan en nuestros mares contaminando todo, si, incluso el pescado que consumimos. Si sabes que vas a algún lugar donde darán desechables, carga con tu kit de utensilios y contenedores, la clave es ir preparados.

4 – Compra menos cosas empaquetadas

Consume cosas más frescas, que no estén tan empaquetas o que por lo menos vengan en empaques más amigables con el ambiente, o que puedas reciclar o reutilizar. También ayuda comprar la versión más grande de lo que vayas a comprar, si es que no consigues esto a granel.

Compra mayormente productos a granel, mucho mejor si compras en comercios locales. Además de que en los comercios locales es más sencillo que te dejen utilizar tus propios recipientes, ayudas a que este tipo de comercio siga existiendo.

En este punto quiero enfatizar que no sólo el medio ambiente se beneficia, también lo hace tu salud y tu bolsillo.

5 – Dile no a la propaganda y muestras gratis

Cuando comencé a reducir mi basura ni siquiera se me había ocurrido hacerlo. Pero es verdad, la mayoría de las muestras gratis terminamos tirándolas, y ni que decir de la publicidad y propaganda.

Al principio da pena decir que no por que uno puede parecer grosera al negarse a recibir todo lo que te dan en los comercios y en la calle, pero si piensas en el propósito principal de por qué lo estas haciendo cada vez se vuelve más sencillo. Además siempre puedes terminar tu frase con el
“Gracias”.

Con estas acciones vas a ir viendo como tu basura comienza a disminuir poco a poco, te vas sorprender y sé que, a la larga, va o volverse una rutina cada vez más sencilla de seguir y querrás ir por más. Recuerda que cada pequeña acción cuenta.

Fotos / Texto: Reto Cero Basura por Nan

Soy Nancy Franco, ama de casa, madre, bailarina de ballet amateur, amante de los postres y los animales, creadora del proyecto Reto Cero Basura. Mi proyecto nace de la necesidad de mostrar al mundo que llevar una vida más sustentable es posible sin importar a qué te dediques, o tu posición económica. Mi lema es “cada pequeña acción cuenta”.

Sobre Directorio Sustentable

Espacio que promueve el consumo responsable a través de la difusión de emprendimientos sustentables y contenido de interés con la colaboración de diferentes bloggers de Latinoamérica.